lunes, 19 de marzo de 2012

EL APARATO REPRODUCTOR MASCULINO

El aparato sexual masculino produce  gametos masculinos llamados  espermatozoides
necesarios para la fecundación de un óvulo de donde surgirá un nuevo ser.
El aparato reproductor masculino está formado por los siguientes elementos:
Testículos. En su interior se encuentran los tubos seminíferos que son los que producen los espermatozoides. Están alojados en unas bolsas de piel llamadas escroto fuera del interior del cuerpo.
Conductores genitales. Los conductos parten desde el  epidídimo, situado en la parte superior del testículo, que es el lugar donde se almacenan los espermatozoides. Desde aquí se continúan por el espermiducto hacia la uretra y de ahí al exterior.
Vesículas seminales y próstata. Son glándulas que vierten ciertas sustancias sobre los espermatozoides formando el semen o esperma.
Pene. Es el órgano copulador necesario para asegurar la introducción del semen en el interior del aparato sexual femenino. La uretra recorre el interior del pene, cuya parte anterior es un ensanchamiento denominado glande, recubierto por un pliegue de piel llamado prepucio.
Órganos genitales internos y externos 

En donde distinguimos, entre otras, las siguientes estructuras:
Órganos genitales externos
 
Pene 
Órgano copulador. Presenta gran cantidad de terminaciones nerviosas. 
Escroto 
Bolsa que recubre y aloja los testículos. 

Órganos genitales internos
 
Testículos 
Órgano par. Produce el gameto masculino: el espermatozoide.
Conductos deferentes
Transporta los espermatozoides desde el testículo a la uretra.
Vesículas seminales
Glándulas que producen líquido seminal. Sirve de alimento al espermatozoide. 
Próstata 
Glándula que produce líquido prostático, permite la supervivencia del espermatozoide. 
Uretra
Conducto que recorre el pene y lleva los espermatozoides al exterior. Forma parte, también, del aparato excretor. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada